preloader
Scroll to top

ELIMINACIÓN DE MANCHAS EN LA PIEL

Deja que tu piel hable de tí

La exposición solar y otros factores como los hormonales favorecen la aparición de manchas . Es importante un diagnostico correcto del tipo de mancha que presente para tratarla eficaz y adecuadamente.

Las manchas se pueden clasificar en 2 tipos : los lentigos y el melasma.

Los lentigos son pequeñas manchas de color marrón, lisos ( sin volumen ) que suelen aparecer en la cara, el dorso de las manos y en el escote, producto de la exposición solar y del envejecimiento.
El tratamiento con láser de alejandrita y luz pulsada, solas o en combinación, proporcionan muy buenos resultados, al tiempo que la luz pulsada mejora la calidad de la piel y cierra el poro. Los escotes y los cuellos muy dañados por el sol presentan tanto manchas como un enrojecimiento de fondo. La luz pulsada es el mejor tratamiento y combinada con infiltraciones de acido hialurónico producen unos resultados muy satisfactorios.

El melasma o cloasma son manchas extensas de color marrón claro o grisáceas en la cara que aparecen fundamentalmente en mujeres. Frecuentemente aparecen durante el embarazo o con la toma de anticonceptivos. Su tratamiento es un reto para nosotros y aunque se basa fundamentalmente en cremas y fórmulas despigmentantes, también los podremos combinar, si es necesario, con peelings o luz pulsada. Para nosotros tan importante es eliminar el cloasma como evitar su reaparición. La fotoprotección durante todo el año es fundamental.

manchas en la piel