preloader
Scroll to top

INDUCCIÓN PERCUTANEA DE COLÁGENO

La inducción percutánea de colágeno (dermarroler) es un tratamiento que regenera la piel. Esto significa que esta técnica ayuda a mejorar la textura y la apariencia de la piel con una gran VENTAJA: sin grandes riesgos ni efectos secundarios duraderos. Algunas técnicas tiene el inconveniente de poder provocar hiperpigmentación durante el postoperatorio en algunos pacientes, sobre todo los de fototipo más oscuro. Sin embargo, el dermarroler se ha convertido en la técnica de elección para estas pieles más oscuras

Las patologías que se pueden tratar son: cicatrices de acné, estrías, fotoenvejecimiento y también permite vehiculizar fármacos a través de la piel potenciando su efecto al llegar más directamente al punto que queremos tratar como por ejemplo en el melasma.

Los resultados del tratamiento tardarán en apreciarse pocos días después o varias semanas dependiendo de la patología que estemos tratando.

Es  importante tener en cuenta que el efecto de la inducción percutánea de colágeno se basa en la estimulación de los mecanismos de regeneración del propio organismo y en la formación de nuevos componentes de la piel, como el colágeno y la elastina que son los que proporcionan una piel tersa y elástica.

La inducción percutánea de colágeno es un proceso natural que se puede repetir tantas veces como se desee, siempre y cuando se dé suficiente tiempo para que la piel regenere entre los tratamientos. Para alcanzar el máximo resultado, aconsejamos realizar el procedimiento de forma regular. Recomendamos 4-6 tratamientos cada 3-4 semanas con anestesia local según la patología a tratar.

¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?